El Covid-19 da un duro golpe a la vida humana y más duro aún a las abuelitas de Voserdem.

En Bolivia, la pandemia COVID 19 ingresó en marzo del 2020 y actualmente su ataque es brutal, no solo en la salud sino también en lo social y lo económico. Más aun, a quienes son excluidos, frágiles, pobres y necesitados. Por ello, las acciones Voserdem o Voser se alinean a las medidas recomendables de la “acción y oración” que es la directriz establecida.


Así, por el día de madres, Voserdem cada año, comparte lo material, lo emocional y lo espiritual con las abuelitas de Voserdem; ellas lo saben y esperan preguntando por ese “día de gran felicidad”, como suelen expresar. Las abuelitas son actualmente 114, todas muy pobres, con triste suerte y que se mantienen con limosnas, y algunas hasta mantienen a sus nietos que sus hijos los abandonaron por necesidad. Pero, este año y a causa del Coronavirus, se ha decidido entregarles una mantita de tela polar (costuradas por los voluntarios Voser para abrigo del invierno) y alimentos secos que corresponden a la quincena del mes.

Además, esta vez, y para evitar el contagio del coronavirus y la frustración de que las abuelitas que no puedan llegar a la oficina de Voser en la Parroquia Compañía de Jesús, se decidió que el viernes 28 de mayo, se entregue lo previsto también en los lugares donde viven, la gran mayoría, en lugares muy alejados donde se encuentran los cinturones de extrema pobreza de Cochabamba. Se alcanzó a 90 abuelitas, pero esta vez no fue posible el agasajo, la eucaristía y el baile, como en años anteriores.

Voserdem cultiva el esfuerzo de llevar a la práctica la voluntad de hacer bien el bien porque es una expresión del Espíritu Santo que vive en todos sus miembros, sean cooperantes, activos, pasivos, permanentes, eventuales, periódicos o simpatizantes. Ello por el bien de nuestra sociedad, el cuidado del equilibrio en nuestro planeta y la protección de la biodiversidad que es maravillosa; también con peligros y riesgos, como todos lo vivimos así. Claro está, debemos ir juntos y unidos en los desafíos de la humanidad.


“Las abuelitas de Voserdem”, es una acción de más de 20 años. Si Voserdem no lo hace, nadie más lo hará. Grandes en amor y nobles en espíritu, son las personas, que pudiendo no hacerlo, buscan maneras y contactos para poder conseguir los medios y realizar esta actividad. A todos ellos y a los amigos de DUS de Italia, un “enorme gracias” de las abuelitas, por su coherente compromiso humano y cristiano, que los acompaña. Gracias también a los voluntarios que costuraron las mantitas: María, Rimer, Elizabeth, Sandra, Estela, María Elsa, Jeannette, Adriana, Grover y Rosario y Gonzalo, que organizaron esta actividad. Dios bendiga a todos.